domingo, 21 de febrero de 2010

Tierra en los ojos.

Yo buscaba a Daniel en los recreos pero nunca quiso darme un beso. Le tiraba tierra a los ojos, esperaba al día siguiente y en la comisura de los labios algo esperaba conmigo, impaciente. No me resignaba a pensar que la cobardía era igual al rechazo, y sonreía porque no se atrevía.
Y han pasado años para Daniel, y hoy le busco en mi cama y aunque me bese no le encuentro. Han pasado años y no se si me ha amado, pero si es así no ha sido el más valiente.

3 comentarios:

  1. Si alguien llega a tirarme tierra a los ojos a mí en el cole, le hubiera pegado una patada gigantesca.



    mimo,
    chicatirita

    ResponderEliminar